La bancarrota nos puede ocurrir en los 40 años por diversos motivos, el divorcio, la mala administración de un negocio que hayamos montado, los vicios son las principales causas que nos pueden llevar a perder el control y gastar significativas sumas de dinero hasta llegar a la bancarrota. Un caso peculiar de llegar a la bancarrota es aparentar lo que no tenemos o no somos, en la edad de los 40 años suceden muchos sucesos en nuestra vida, en el caso de las mujeres llega muchas veces la menopausia y con esta un sinnúmero de sensaciones tanto corporalmente como emocionalmente, que a veces nos hace cometer locuras y gastar dinero de más; muchas mujeres en esta situación acuden a estéticas sin necesitarlo y hasta lo convierten en rutina diaria, imagínese ir a las estéticas todos los días, cuanto le representaría en dinero esto; en cuanto al hombre en ocasiones se encasquilla en casinos perdiendo hasta lo que no tiene, todas estas situaciones pueden presentarse a la edad de los 40 años, enumeraremos a continuación algunas de las cosas más dañinas a nuestra economía y que nos pueden llevar a la bancarrota:

Juegos de azar

Algo que está destruyendo enormemente la economía de un gran número de personas son los juegos de azar como los casinos, loterías, bingos, hipódromos y similares, usted no caiga en este engaño, los juegos de azar no son una diversión son la destrucción económica, esto no le hará ganar dinero ni ser millonario de la noche a la mañana olvídese de este pensamiento, en cambio puede ocurrir lo contrario puede llevarlo a una ruptura familiar y hasta la bancarrota. Usted debe ser lo suficientemente inteligente para notar que los casinos por ejemplo, son camuflajes de grandes sociedades delictivas, se habla hasta de la mafia y usted no se puede hacer a la idea que obtendrá dinero desde ellas ya que con solo los impuestos que estos pagan a los gobiernos (que va de un 20 o hasta 60% de impuesto en algunos países) deja mucho de qué hablar, no caiga en este engaño y olvídese de estos, viva su vida en paz y tranquilidad.

Una mala autoestima

Tomaremos como ejemplo en este caso el — la vejez – para que pueda comprender como su autoestima lo puede llevar a la bancarrota en sus 40 años, al iniciar y experimentar diferentes cambios tanto emocionales como corporales nos empezamos a sentir tristes y deprimidos, muchas veces hasta el punto de no querer salir de casa ni ir a trabajar, y como consecuencia podemos hasta perder nuestro trabajo y básicamente llevarnos a la bancarrota.

Aparentar

Un caso que inquieta a muchos especialistas en la materia de economía es como familias enteras se derrumban y pierden el control con el solo hecho de aparentar y dejar la mejor impresión en los demás, los especialistas en Economía recomiendan solo ajustarse a un presupuesto, no gastar más de lo que se genera por darle gusto a las apariencias y a los demás. No sea uno más de las cifras alarmantes que se tienen de llegar a la bancarrota por el hecho de aparentar.

Malas decisiones

Las decisiones que tomemos en el transcurrir de nuestros 40 años va a tener mucho que ver con nuestra economía, y de que si caigamos o no en una bancarrota, por ejemplo debemos pensar y meditar muy bien acerca de la compra por ejemplo de un terreno o casa, muchos bancos se aprovechan de esta situación y esperan ansiosamente a que no paguemos para despojarnos de todo, un mal negocio también puede dar como consecuencia que nos vayamos a la quiebra, por tal razón la decisión que tome en este instante, primero estúdiela y analícela si es necesario en familia o con una persona que lo asesore.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir