Educar a los hijos en torno al comportamiento sexual no es sencillo para muchos. En otros es poco lo que saben de dicho comportamiento en sus hijos adolescentes, esto debido a que poco se habla en las familias sobre el tema. Mientras que otros padres no son lo suficientemente conscientes de que los hijos reciban una buena y oportuna educación sexual familiar. Pero, hablar sobre sexo a tus hijos puede ser el inicio de marcar la diferencia entre una vida sexual sana y una conducta sexual arriesgada. No será nada sencillo dialogar con los hijos de un tema rodeado de tantos tabúes y tan íntimo, pero por encima de esto se encuentra la salud y una vida sana, es así que merece superar los temores y arriesgarse hablar al respecto, sin reparos.

Tomar la decisión a tiempo se puede evitar un embarazo no deseado e igualmente protegerlos de enfermedades de transmisión sexual la cual se puede sufrir el resto de la vida.

También una actitud sana frente al sexo determina el grado de responsabilidad que se va a reflejar en las relaciones futuras de sus hijos, las cuales pueden ser armoniosas o tóxicas.

Es cierto que entablar una conversación sobre sexo con los hijos puede resultar incómoda pero se debe tener la seguridad y la obligación de brindar a los hijos las herramientas necesarias para asumir una actitud responsable, segura, natural y respetuosa frente al sexo.

Es bueno tener presente conversar éste tipo de conversaciones a una edad temprana y lógicamente adaptando las explicaciones a las capacidades del adolescente, ahora bien, hoy en día se puede tener un excelente apoyo en la web y estar los padres enterados de las consultas que realizan sus hijos. Se puede tomar ejemplos como: un anuncio en la televisión, una pareja besándose o una película con imágenes sexuales puede ayudar a iniciar la conversación básica.

En definitiva la clave es la sinceridad y la naturalidad con la que se aborde la conversación, la manera en que plantees la sexualidad en su infancia es en últimas la que determina las relaciones en la edad adulta.

Hay que tener claro que una vez se supera ese primer encuentro o conversación, las siguientes ya serán mucho más fáciles y, no es para crear una alarma si no ha salido bien la primera vez, lo importante es volver a intentar de manera tranquila, natural y efectiva.

De ahí que para ese primer encuentro es conveniente que los padres se preparen con tiempo, el ideal es hablar de sexualidad con los hijos desde que son niños, ya que ellos acuden con absoluta naturalidad a preguntar sobre alguna duda, y es allí cuando se debe responder de manera fluida, no dar espera a que los hijos lleguen a la pubertad donde se puede complicar un poco la comunicación con ellos en dicha etapa de la vida.

Es importante que los padres sean conscientes sobre la conducta sexual en adolescentes, esto debido que varios estudios coinciden que muchos de los jóvenes sitúa el inicio de las relaciones sexuales en los 14 años por lo general los padres se niegan en muchas veces o no lo imaginan siquiera.

En cuanto a la protección en las prácticas sexuales puede haber un poco de tranquilidad ya que un 87,9% de los jóvenes utilizan un método seguridad o un preservativo.

Sin embargo, es alarmante que el 12% de jóvenes con edades entre 15 y 18 años no utiliza ningún preservativo esto se debe de acuerdo al estudio realizado a la falta de información o al asociar el sexo con momentos de alcohol y fiesta.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir