Cuando tenemos 40 años, nuestro tiempo se resume a trabajar y compromisos sean sociales o profesionales, y nos olvidamos momentáneamente de lo bonito de la vida, de que debemos tener una recreación y diversión, algo con lo que podamos entretenernos. Existen diversas actividades que nos pueden hacer salir de la rutina diaria, que nuestros 40 años no pesen y nos hagan sentir de un humor terrible, catastrófico a todo momento debido al trabajo y al estrés que contenemos, una de estas actividades que podemos realizar fácilmente a nuestros 40 años de edad es cultivar plantas, hacer un jardín.

La edad no es impedimento para realizar una X actividad, solo se necesita espíritu y ganas, cuando usted se proponga realizar algo e inicia con el proyecto, siempre termínelo aunque no quede perfecto; cuando usted tiene 40 años de edad no se limite más bien anímese a incursionar en nuevos horizontes y eventos, esto lo o la hará sentir con vida, energía y salud. El mantener un jardín es una gran terapia donde al estar en contacto con la naturaleza, usted procurara de que todas sus plantas (rosas, flores, etc…) estén en óptimas condiciones y llenas de vida, regarlas en las tardes, abonarlas y eliminarles la maleza que pueda nacer a su alrededor son unas de los numerosos cuidados de los cuales usted debe percatarse y tomar como responsabilidad en esta bonita actividad. Un jardín es sinónimo de vida, donde usted estará creando vida, al sembrar mediante semillas o plantones hermosas rosas por ejemplo.

Ahora conozcamos que debemos saber en los procesos a seguir al sembrar y mantener una planta:

  1. Antes de sembrar cualquier planta, asegúrese de proveer de los minerales y nutrientes necesarios la tierra donde ira a sembrar, para ello es muy recomendable conseguir tierra negra o procesada, está la puede encontrar en cualquier ferretería o agro veterinaria; si en tal caso no encuentra tierra negra o procesada descuide solo compre algo de abono y urea, combínelos y revuélvalo bien en la tierra, déjelo así por unos 3 a 5 días procurando siempre darle agua al terreno y luego siembre el plantón o semilla.
  2. También es importante conocer cuánto debe estar expuesta la semilla o el plantón al sol, esto varía según lo que va a sembrar, investigue en Internet o desde agentes certificados con los conocimientos, por lo general donde compra o adquiere la semilla o plantón le indicaran estos detalles a conocer.
  3. Siempre riegue, el preferible que las plantas y su jardín sea regado en horas de la tarde o bien temprano en la mañana, si lo hace en las mañanas hágalo 1 o 2 horas antes de que salga el sol, recuerde que el tallo o las hojas pueden ser quemadas por la combinación de agua y sol.
  4. Estar pendientes, la estabilidad y buena armonía de su jardín estará acorde a los cuidados y atención que usted le preste, un paseo cuidadoso por lo menos 1 vez a la semana observando todo detalle hará que todo marche bien.

Ve como a los 40 años puede hacer muchas cosas productivas, no solo puede dedicarse a sembrar rosas o flores, también puede hacer una hortaliza e utilizar estos en sus artes culinarias, no se limite y empiece a experimentar cada vez más en nuevos proyectos, al inicio quizá se encuentre con ciertas dificultades, puede que a las plantas le caiga un hongo o cualquier plaga, pero que esto no sea un impedimento pues todo tiene solución, cuando vea algo mal acuda a profesionales o busque en Internet, luego de un tiempo y al ganar experiencia podrá hacerle frente a cualquier problema y poseer el mejor jardín de todo el barrio.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir