Los beneficios de ejercicios físicos a nuestra edad

Los ejercicios físicos y la actividad física son sumamente importantes  para ti, desde mejorar estado de ánimo, mejorar tu vida sexual.

¿Quieres sentirte mejor, tener más energía y quizás incluso vivir más tiempo? No pienses más que en el ejercicio. Los beneficios para la salud de la actividad física son difíciles de ignorar. Los ejercicios los debes hacer, sin importar tu edad, sexo o capacidad física.

Los beneficios para la salud asociados con el ejercicio regular son numerosos. Específicamente, el ejercicio puede ayudar a prevenir enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares, presión arterial alta, obesidad, dolor de espalda, osteoporosis. Además, puede ayudar a combatir la depresión y promover un mejor manejo del estrés.

Para maximizar sus beneficios de salud en general, los expertos generalmente recomiendan que realice de 20 a 30 minutos de actividad aeróbica tres o más veces por semana y algún tipo de actividad de fortalecimiento muscular y estiramiento al menos dos veces por semana. Sin embargo, también puede lograr importantes beneficios para la salud realizando 30 minutos o más de actividad física de intensidad moderada al día, al menos cinco veces a la semana.

Si recién está comenzando un programa de ejercicios, comenzar a un ritmo lento con actividades de bajo impacto, como caminar o nadar, le permitirá mejorar su nivel de condición física mientras lo protege de lesiones no deseadas por uso excesivo y agotamiento. Una vez que esté en mejor forma, podrá incorporar gradualmente actividades más extenuantes y variadas a su rutina.

La importancia de la actividad física

Los beneficios de ejercicios físicosEn la mayoría de los países desarrollados, el gran aumento de enfermedades asociadas al sedentarismo y los bajos niveles de condición física, son quizá, uno de los mayores problemas de salud pública, debido a que la activación física juega un papel fundamental en la prevención y tratamiento de diferentes factores de riesgo de todas las enfermedades.

Independientemente de la edad o el sexo, la actividad física es importante para el fortalecimiento del cuerpo y tus músculos, ya que le da flexibilidad y mantiene el corazón sano. Hacer actividades físicas proporciona energía para realizar las actividades cotidianas y mantiene la mente sana.

Al mismo tiempo de estar ayudando a que el estado de ánimo sea mejor, ayuda a mantener los huesos sanos, controlar la presión de la sangre, bajar el nivel de azúcar en la sangre, facilita la circulación y ayudar a eliminar problemas de insomnio.

La mecanización y el desarrollo de la electrónica han reducido el trabajo manual y físico. El sedentarismo favorece la aparición de dos grandes problemas: 1) Favorece el avance rápido de enfermedades crónicas como infartos, angina de pecho, obesidad y diabetes y 2) Provoca una pérdida acelerada de la movilidad de las articulaciones y de la fuerza muscular. Por eso es importante realizar cualquier tipo de actividad física, siendo lo más sencillo, caminar diariamente por lo menos media hora.

Como tener una vida saludable a los 40 años a base de ejercicios

Los 40 años nos llega con un número enorme de prejuicios, de acontecimientos y desmejoramiento de nuestra salud, llegan problemas hormonales, de presión arterial y de diabetes que podemos controlar adecuadamente a base de ejercicios. Antes de ver los ejercicios básicos que podemos realizar a los 40 años, veamos lo que ocurre a nivel familiar, a nivel profesional y a nivel de salud por nuestro cuerpo y mente.

A nivel familiar

Cuando estamos a los 40 años para la mayoría de las parejas que se han establecido y han formado un hogar, han tenido hijos muchas veces sentimos que solo es importante el círculo familiar, algo que es totalmente negativo a nuestro bienestar y salud física y mental, no debemos dejarles de prestar atención, ya que esta es o forma parte de nuestras vidas, pero si debemos darnos el tiempo y espacio para nuestro cuerpo y mente; esto puede ser cualquier recreación y para muchos el ejercicio o practicar deportes.

A nivel profesional

Debido a la constante competencia que existe en el ámbito laboral, exigencias como estudios y preparación llegan para acaparar en muchos casos la mayoría del tiempo cuando uno tiene 40 años, y no es raro ya que a esta edad las aspiraciones laborales son muy altas y ambiciosas, queremos a toda costa conseguir un salario alto y competitivo, que nos haga sentir bien y crecer profesionalmente, todo esto muchas veces nos hace olvidar de nuestra salud física, alegarnos por completo de practicar ejercicios y mantener nuestro cuerpo sano, al apilarse esta gran cantidad de responsabilidades laborales y profesionales se nos acaba el tiempo y a la final no practicamos ejercicios.

A nivel de salud

Aquí llegamos a un punto muy valioso e importante a tocar cuando se llega a los 40 años, pues es a esta edad donde comienza una serie de cambios en nuestro cuerpo que influirá directamente a nuestra salud mental, llegan las depresiones, problemas del corazón y presión arterial, la menopausia en las mujeres y problemas sexuales en el hombre como la disfunción eréctil, la eyaculación precoz; y todas estas enfermedades en la medida que van apareciendo en nuestras vidas van destruyéndonos psicológicamente y que hacemos, apoyarnos de vicios y otras actividades mal habidas que lo que hacen es empeorar la situación en la que nos encontramos, todos queremos vernos y sentirnos bien a todo momento, queremos estar sanos y actuar de la mejor manera, para ello es importante que usted llene de salud su cuerpo a los 40 años y que mejor hacerlo que al practicar deportes y ejercicios.

Ahora bien como nuestra salud se ve favorecida al hacer ejercicios:

  • El corazón y la circulación se hacen fuertes, estables y consistentes.
  • La flacidez muscular se hace menos frecuente en un 90% de las personas mayores de 40 años, que practican deporte o ejercicios.
  • La eliminación de toxinas mediante ejercicios nos hace ver y sentir más jóvenes a los 40 años.
  • Las personas arriba de los 40 años que practican ejercicios tienen una mejor calidad en su vida sexual.
  • Tendrá menos probabilidad de sufrir un infarto.
  • Se libera de estrés, y por ende su condición mental se mantiene en óptimas condiciones.
  • Entre muchas mas

Ahora que ha visto esto es hora que ponga en marcha un régimen de ejercicios a sus 40 años, no es necesario que exceda a lo que su cuerpo rinde, puede iniciar con ejercicios básicos como caminar, manejar bicicletas y similares, al hacerlo usted ganara mucho y perderá poco tiempo; y sin duda su salud se lo agradecerá.

La importancia de ejercitarse después de los 40 años

Cuando nos aproximamos a los 40 años o más bien cuando ya contamos con 40 años, muchas dificultades en nuestro cuerpo empiezan a surgir.

La importancia de ejercitarse después de los 40 añosNuestro cuerpo se vuelve un poco flojo y sedentario debido al cumplir con extremas jornadas de trabajo, porque simplemente salimos de nuestro empleo y llegamos a nuestra casa a limpiar, cocinar y atender a nuestra familia.

Muchas cosas como estas nos hacen a nuestros 40 años olvidarnos por completo de la práctica y realización de ejercicios los cuales son importantes en esta etapa de nuestras vidas.

Cuando usted practica ejercicios luego de los 40 años hará que tu funcionamiento corporal sea el correcto, usted encontrara en los ejercicios salud y belleza.

Cuando hace ejercicio tu cuerpo se ejercitara al igual que tu mente, tus músculos ganaran masa y se relajaran lo que hará que evite que tus músculos se pierdan y tu piel se arruga y se vuelva blanda, además tu circulación y corazón se volverán fuertes como un roble y que hablar de tu autoestima, generara confianza y valor; muchas personas a los 40 años nos concentramos en nuestra profesión, familia y hogar, a enriquecernos y gastar todo nuestro tiempo en trabajar sin dar lugar a los ejercicios.

Echemos un vistazo por encima a lo que puede suceder a nuestros 40 años tanto en nuestro cuerpo, a nuestra salud y mente:

Problemas sexuales

Uno de los detonantes a los 40 años es causado por los problemas sexuales, téngalo por entendido cualquiera de estos, la menopausia, la falta de erección por parte del hombre, la falta de deseo sexual, la eyaculación precoz o falta de esta en fin todas las que a la edad de 40 años pueden presentarse.

Tenemos que notar que estos problemas son básicamente inevitables y que solo pueden ser corregidos con tratamiento profesional por medio de doctores y medicamentos, pero lo que si podemos es mantener nuestro cuerpo sano a los 40 años con ejercicio, para que esto problemas no nos ataquen a temprana edad o que se prolongue tu aparición en nosotros. El ejercicio es conductor de vida y salud.

Problemas de salud

Cada etapa de la vida tiene tus pro y contras, en los 40 años esto es de esperar y nuestro cuerpo y salud se ven afectadas porque es la ley de la vida. Nuestros órganos no funcionan ya con la misma vitalidad y energía para cuando éramos jóvenes

Al igual que todo tiene una solución, la tecnología y la medicina han avanzado considerablemente dando a todos una mejor y larga calidad de vida, la cual la tasa de natalidad sobrepasa los 80 años hoy por hoy, esto nos da a entender que estamos en apenas la mitad de nuestra vida, pero para seguir conservando nuestra salud y vida debemos mantener tanto el cuerpo como la salud, y el ejercicio es un aliado infalible en estos casos donde ganara salud siempre que los practique.

Su mente, pensamientos y vida acelerada

Hoy vivimos en un mundo acelerado, de competencia y juega vivo, donde debemos ponernos pilas de buenos watts para soportar un día, el nivel de estrés es preocupante en grandes metrópolis y este aumenta más aun cuando usted tiene 40 años, por lo que practicar ejercicios hará que escape y se distraiga de esta realidad a tus 40 años.

Beneficios de la actividad física

Beneficios para la salud de la actividad físicaUsted no tiene que entrenar para un maratón o un triatlón para hacer ejercicio; hay muchas actividades diarias. Si se trata de pasear al perro, jardinería, ir a dar un paseo familiar en bicicleta o correr en una cinta en el gimnasio, mantenerse activo es la meta.

No tiene por qué ponerse la ropa de gimnasia! Incluso el ejercicio de bajo impacto puede tener un gran impacto en tu salud en general.

La actividad física no sólo se siente bien, ayuda a prevenir enfermedades crónicas, mejora tu estado de ánimo, aumenta tu nivel de energía y mejora la calidad del sueño.

Caminar es una gran manera de baja intensidad para lograr los beneficios de la actividad física, ya que es seguro y agradable, por lo que es un hábito fácil de desarrollar. Porque caminar es una actividad que apoya el sistema aeróbico, es bueno para el corazón y ayuda a prevenir la osteoporosis mediante el fortalecimiento de los huesos

Según el Cirujano General de EE. UU., la actividad física regular reduce el riesgo de desarrollar o morir por algunas de las principales causas de enfermedad y muerte en los Estados Unidos. Además, el ejercicio regular de manera efectiva:

  • Reduce el riesgo de morir por enfermedades del corazón.
  • Reduce el riesgo de desarrollar diabetes.
  • Reduce el riesgo de desarrollar presión arterial alta.
  • Ayuda a reducir la presión arterial en personas que ya tienen presión arterial alta.
  • Reduce el riesgo de desarrollar cáncer de colon.
  • Reduce los sentimientos de depresión y ansiedad.
  • Ayuda a controlar el peso.
  • Ayuda a construir y mantener huesos, músculos y articulaciones saludables.
  • Ayuda a los adultos mayores a ser más fuertes y más capaces de moverse sin caerse.
  • Promueve el bienestar psicológico.

Prácticamente todo el mundo puede obtener los beneficios para la salud del ejercicio, independientemente de su edad, sexo, raza o capacidad física. Por tanto, si quieres sentirte mejor, tener más energía y vivir más años, simplemente sigue un programa de ejercicio regular y moderado y disfruta de una mejor calidad de vida.

7 beneficios de la actividad física

7 beneficios de la actividad física

El ejercicio controla el peso

El ejercicio puede ayudar a prevenir el exceso de peso o ayudar a mantener la pérdida de peso. Al participar en la actividad física,  quemas calorías. Cuanto más intensa sea la actividad, más calorías que quemas.

No es necesario dejar de lado grandes trozos de tiempo para hacer ejercicio para obtener beneficios para bajar de peso. Tú debes hacer un entrenamiento real,  ser más activo durante todo el día de manera simple, es decir,  al tomar las escaleras en vez del ascensor o aceleramiento de tus tareas domésticas.

El ejercicio combate las condiciones de salud y enfermedades.

¿Preocupado por las enfermedades del corazón? ¿Con la esperanza de prevenir la presión arterial alta? No importa cuál sea tu peso actual,  siendo activa/o aumenta la lipoproteína de alta densidad (HDL), o bien, el colesterol y disminuye los triglicéridos no saludables. Este doble golpe hace que tu sangre fluya sin problemas, lo que disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

De hecho, la actividad física puede ayudar a prevenir o gestionar una amplia gama de problemas y problemas de salud, incluido el accidente cerebrovascular, síndrome metabólico, diabetes tipo 2, la depresión, ciertos tipos de cáncer, la artritis y caídas.

El ejercicio mejora el estado de ánimo.

¿Necesitas una elevación emocional? O necesitas desahogarte después de un día estresante? Una sesión de ejercicios en el gimnasio o una caminata rápida de 30 minutos a pie puede ayudar.

La actividad física estimula varias sustancias químicas del cerebro que pueden hacer que te sientas más feliz y más relajado/a. También puedes sentirte mejor acerca de tu apariencia sí haces ejercicio con regularidad, lo que puede aumentar tu confianza y mejorar tu autoestima.

El ejercicio aumenta la energía.

¿Cansado por compras o tareas del hogar? La actividad física puede mejorar tu fuerza muscular y aumentar tu resistencia. El ejercicio y la actividad física proporcionan oxígeno y nutrientes a los tejidos y ayudan a que tu sistema cardiovascular  funcione más eficientemente. Y cuando el corazón y los pulmones trabajen más eficientemente, tú tendrás más energía para seguir con tus tareas diarias.

beneficios de la actividad físicaEl ejercicio promueve un mejor sueño.

¿Luchando para conciliar el sueño? ¿O para quedarte dormido? La actividad física puede ayudarte a quedarte dormido más rápido y profundizar tu sueño. Eso sí, no hagas ejercicio demasiado cerca de la hora de acostarte, o puede ser demasiado excitado para conciliar el sueño.

El ejercicio pone la chispa de nuevo en tu vida sexual.

¿Te sientes muy cansado o muy fuera de forma para disfrutar de la intimidad física? La actividad física puede hacer que te sientas lleno de energía y con mejor aspecto, que puede tener un efecto positivo en tu vida sexual.

Pero hay más que eso. La actividad física puede conducir a una mayor excitación para las mujeres. Y los hombres que hacen ejercicio diariamente tienen menos probabilidades de tener problemas de disfunción eréctil que los hombres que no hacen ejercicio.

El ejercicio puede ser divertido.

El ejercicio y la actividad física puede ser una forma divertida de pasar el tiempo. Te da la oportunidad de relajarte, disfrutar del aire libre o simplemente participar en actividades que te hacen feliz. La actividad física también puede ayudarte a conectarte con la familia o con amigos en un entorno social.

Por lo tanto, tomar una clase de baile, caminar por las rutas de senderismo o unirte a un equipo de fútbol te ayudará. Encuentra una actividad física que disfrutes.  Si te aburres, prueba algo nuevo.

Convierte la actividad física y el hacer ejercicio en parte de tu vida

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha creado desde el 2002 el Día Mundial de la Actividad Física, esta se celebra el 6 de abril y coincide con otra fecha igualmente importante: el Día Mundial de la Salud. Y es que hacer ejercicio, movernos, mantenernos en movimiento, estirar el cuerpo no solamente es saludable sino que cuando realizamos una actividad física, indiscutiblemente nos sentimos vivos, con mas energía y entusiasmo.

Es un hecho que la edad no es un impedimento para comenzar a cuidar de nuestro cuerpo; simplemente debe estar presente al momento de planear las actividades: Entrenamientos, alimentación y/o hábitos para mantener un cuerpo saludable y armónico.

En algunos llevar esto a la práctica diaria a veces se dificulta porque no se creó el hábito desde la juventud pero, sí reconocemos que así el tiempo haya hecho estragos y que corre de manera inexorable, la calidad de vida que queremos depende de cada uno.

Esta es la oportunidad de comenzar a realizar ejercicio diario, de manera sistemática. Es importante crear el espacio para realizar ejercicios físicos que nos ayuden a conservar nuestra salud en optimas condiciones y desacelerar el envejecimiento.

Es cierto, el reloj avanza pero en cada uno está el hacer posible que éste vaya un poco más despacio.

Hay diferentes maneras de realizar la actividad física, desde ejercicios aeróbicos: como correr, caminar a paso largo y rápido o, bailar, en un tiempo no mayor de treinta minutos; ejercicios de fuerza especialmente para mujeres porque permite aumentar la masa muscular y por lo tanto prevenir la osteoporosis; lo básico es hacer una agenda diaria e ir incluyendo ejercicios de estiramiento, equilibrio y flexibilidad.

El aumentar la masa muscular ayudara también a mantener un metabolismo activo, que nos ayudara a mantenernos en un peso saludable.

Es inevitable el envejecimiento pero no es excusa para no realizar a cualquier edad ejercicio que ayude a mantener nuestro cuerpo sano. Debemos es conocer las diferentes actividades que se puede realizar de acuerdo a la edad que tengamos, así por ejemplo, el cuerpo no responde de igual manera si tenemos 20 o tenemos 40; a no ser que desde la juventud se haya comenzado con una rutinas de ejercicios dinámicos.

Es importante ir adecuando cada actividad de acuerdo a la edad. Por ejemplo, entre los 18 y 30 años el spinning, correr y todo lo que son ejercicios aeróbicos son los adecuados para estas edades.

Como comenzar a hacer ejercicio de adultos

Mientras que entre los 40 y los 50 años, el objetivo principal es mantener el tono muscular y retrasar el envejecimiento. Para esto son adecuados y excepcionales los ejercicios de agua como la natación o el aquagym, aquacycling y es bastante recomendable realizar las caminatas constantes para trabajar la resistencia física.

Es cierto que a partir de los 40 se comienza a perder la musculatura, se reduce la movilidad y disminuye igualmente los reflejos, cualquiera pensaría que es un panorama nada agradable, pero todo esto se puede retrasar con los ejercicios adecuados y rutinas que dan al organismo un mejor funcionamiento.

Se recomienda entonces que a partir de los 40 se realicen actividades de resistencia como la marcha a pie, la bicicleta, deportes al aire libre, la natación. Es importante recordar que a medida que se cumplen años, la prioridad será la elasticidad, la tonificación muscular y el aspecto cardiovascular. Y por supuesto crear rutinas y consultar con el médico sobre estos ejercicios que pretende incorporar a su nueva rutina.

Hoy en día hay otra serie de ejercicios muy de moday que son magníficos como el Pilates y el Yoga, son actividades que en edades de los 40 años se recomienda y no son tan complicadas en realizar.

Consejos basicos para comenzar a hacer ejercicios

Si después de los 40 años, la meta es mantener la forma o comenzar desde cero para cuidar el organismo, debe estar en la mente que nada es imposible. Pero para hacer esto posible, necesitamos tener presente unas valiosas recomendaciones:

  • En primera medida es tener prudencia, si vamos a comenzar un entrenamiento o trabajar de forma intensa.
  • Todo trabajo físico genera estrés en nuestro cuerpo, a nivel muscular, articular y demás. Es lógico que a los 40 años, después de muchos años de poco movimiento y mucho trabajo, se siente el estrés de forma diferente y la tolerancia al esfuerzo se vea reducida.
  • El segundo consejo es tener paciencia, para no sobre exigir a nuestro cuerpo en busca de resultados rápidos.
  • En cualquiera de los casos (comenzar o mantener una actividad física), es aconsejable realizar  una revisión médica completa y comenzar con actividades deportivas al aire libre: Trote, caminata, ciclismo, natación, etc.
  • Si nuestra elección es el gimnasio, siempre se debe comenzar el trabajo con un muy buen calentamiento, para proteger las articulaciones y músculos de posibles lesiones a causa del trabajo en frio.
  • Si apenas comienza a trabajar, y la meta es adquirir masa muscular (hipertrofia), lo más aconsejable, es  acondicionar el cuerpo y después comenzar a exigirlo.
  • La recomendación general es la práctica de ejercicios globales (aquellos que involucran muchos músculos al mismo tiempo), por ejemplo: sentadillas, zancadas, flexiones de brazos, entre otros.
  • Para tener un buen comienzo, jamás debe faltar el ejercicio aeróbico; una caminata rápida por 30 minutos, es una buena idea, ya que activa el sistema cardiorrespiratorio, fundamental para estar en forma y continuar con un progreso adecuado al esfuerzo que se realiza en el gimnasio.
  • Es de igual importancia recordar el trabajo de flexibilidad en cualquier tipo de actividad física para reducir lesiones, disminuir el estrés y favorecer la recuperación después del ejercicio. Recuerde realizar siempre estiramientos tras la rutina.

Conoce la importancia de estirarte y la flexibilidad

Nota importante: Estirar significa mucho más que calentar. Cuando se habla de entrenar la flexibilidad, no se hace referencia a estirar los músculos antes o después de los ejercicios, sino a la práctica concreta de ésta disciplina a través de sesiones exclusivas de estiramientos.

La importancia de trabajar la flexibilidad está en los beneficios que trae para el resto del cuerpo, ya que a mayor flexibilidad, menos posibilidad de daños.

Esto es porque las articulaciones se vuelven más elásticas, de igual forma los músculos, reduciendo el riesgo de lesiones o tener contracturas (estado de rigidez o de contracción permanente, involuntaria y duradera de uno o más músculos) y los dolores molestos en las áreas del cuerpo trabajadas.

Por otro lado, se gana mayor rendimiento en los entrenamientos, ya que se adoptan mejores posturas y se amplía el rango de movimiento.

Otro aspecto a tener en la cuenta en el momento de trabajar en el gimnasio, después de los 40 años, es tener una correcta postura corporal, ya que al pasar la tercer década de vida, el espacio intervertebral comienza un proceso de reducción y se va perdiendo la correcta alineación de la columna; para corregir un poco esa situación, se recomienda trabajar la zona media, enderezar siempre el tronco, contraer el abdomen y ejercitar los glúteos.

Logrando una postura corporal adecuada, no solo se está beneficiando de manera estética, porque los hombros se levantan, luciendo más elegante y un vientre menos abultado.

Se debe tener presente, que para lograr la meta, se debe comenzar paso a paso, aprendiendo a ejecutar cada movimiento, esperar a que el cuerpo evolucione y se adapte al progreso, pues los progresos lentos, pero sostenidos son los que más frutos dan y más ayudan en esta etapa de la vida.

La dieta mientras haces ejercicio

Ciertamente, para lograr estar en forma después de los 40 años, además de trabajar el cuerpo, una dieta acorde a las actividades programadas debe estar presente lo siguiente, estos son algunos consejos:

  • BEBER AGUA AUNQUE NO SIENTA SED: Es muy frecuente la pérdida de la sensación de sed, a medida que pasan los años, PERO no pasa desapercibido al cuerpo, ya que lo necesita más que nunca para estar en forma y mantener el metabolismo adecuado.
  • INGESTA DE PROTEINAS: Se pueden obtener mediante el consumo de carnes magras, lácteos desnatados, las claras de huevo o las legumbre. Con estos elementos, se evita la pérdida de masa magra que ocurre después de los 30 con el paso de los años. Además, ayudarán a ganar músculo si es lo que se busca.
  • CONSUMIR MÁS FIBRA: Más frutas frescas y vegetales, semillas, legumbres y cereales integrales. Saciarán tu organismo, ayudarán a prevenir enfermedades degenerativas y evitar el estreñimiento, muy propio cuando se reduce el ritmo metabólico del cuerpo.
  • INCLUIR ANTIOXIDANTES A DIARIO: Esto es, mediante una dieta colorida y variada, para contrarrestar los efectos del estrés que el entrenamiento (y otros factores) pueden causar; también mantener la vitalidad de la piel, evitar la aparición de arrugas y reducir otros efectos del paso del tiempo.
  • INGESTA DE CALCIO: lácteos, frutos secos, semillas y vegetales como el brócoli, repollo, espinacas, acelga y zanahorias. Para compensar la pérdida por la edad y mantener huesos y dientes sanos

Un buen hábito de vida elimina muchos años de encima. Y recuerda: Nunca es tarde para lograr un cuerpo en forma.

¿Cuánta actividad física es suficiente?

Los expertos recomiendan 150 minutos de actividad física moderada a la semana para los beneficios básicos de salud; si la pérdida de peso es tu objetivo, es posible que necesite más. Puede pasar 21 minutos haciendo ejercicio todos los días, o hacer ejercicio durante casi una hora tres veces por semana.

Trate de incorporar los ejercicios de fuerza de fortalecimiento – como el levantamiento de pesas, flexiones o yoga – por lo menos dos veces por semana para construir y mantener los músculos.

Los niños deben hacer 60 minutos de actividad física moderada todos los días para lograr los máximos beneficios para la salud. Al igual que los adultos, los niños pueden obtener los beneficios por romper tus 60 minutos, digamos 30 minutos durante el recreo y 30 minutos después de la escuela.

Cómo obtener más actividad física

Incorporar algunos de estos consejos en tu rutina diaria ¡y ver tu estado físico mejorar!

  • Use las escaleras en vez del ascensor.
  • Montar una bicicleta estática mientras mira el noticiero.
  • Camine alrededor de la cuadra en tu hora de almuerzo o durante un descanso.
  • Hacer un ritual de fin de semana de la familia camina o paseos en bicicleta.
  • Tomar clases de baile o una clase de aeróbicos.
  • Comprar un DVD de ejercicios o yoga (y usarlo).
  • Únase a un club de fitness y trabajar con un entrenador físico.

Cualquier cantidad de actividad física tiene beneficios para la salud, por lo que no se desanime si usted no está recibiendo 150 minutos de actividad semanal de inmediato.

Consejos para mantenerse activo físicamente

  • Elija actividades que le gusta hacer. Usted será más probable que se pega con algo que te gusta. Piensa si te gustaría estar dentro o fuera, solo o con la gente y qué hora del día es mejor para usted.
  • Encontrar una pareja – que tiene mayor probabilidad de mantenerse al día con tu nueva rutina.
  • Felicítese por todas las cosas buenas que has hecho para tu cuerpo y empezar a trabajar de nuevo tan pronto como lo permita tu agenda.
  • Varíe tu rutina. Usted puede ser menos propensos a aburrirse si intenta diferentes actividades. Camine un día; bicicleta la siguiente.
  • Comprometerse a un calendario realista. Es posible que desee modificar los horarios y lugares de tus actividades, para mantener las cosas interesantes – a menos que te sientas más cómodo con un conjunto, horario predecible, lo cual está bien también
  • Colarse en unos pocos minutos de actividad física cada vez que pueda. Tome un paseo de 10 minutos después de comer el almuerzo y antes de empezar a trabajar.

No te comprometas a algo que no te sientes seguro. Iniciar un plan de ejercicios que usted está interesado en lo que puede atenerse a ella, pero no se siente culpable o decepcionado si no se llega a algún noble objetivo que no era el adecuado para usted. Siempre se puede añadir más actividades o tiempo para tu rutina de ejercicios cuando esté listo.

Enlaces externos sobre la actividad física

Grupo Editorial 40
Grupo Editorial 40

Somos un grupo de adultos mayores de 40 años que queremos compartir nuestras experiencias y ayudarnos entre todos a vivir esta espectacular etapa de la vida.

Artículos Relacionados

Nuestras cuentas

237,951FansMe gusta
10SeguidoresSeguir

Artículos mas recientes