Para realizar un buen ejercicio, después de los 40 años, es indispensable tener una indumentaria adecuada para evitar cualquier tipo de lesión, así como tomar un tiempo para el pre-calentamiento es importante dentro del programa de ejercicios. Pero para tener ese buen condicionamiento es importante utilizar uno zapatos deportivos que se ajuste a la actividad a realizar. Los zapatos deportivos no solo van a proteger los pies sino que estos se encargan de actuar como un cojín para amortiguar el peso de todo el cuerpo, de ahí que es básico que los zapatos deportivos calcen adecuadamente.

Una de las recomendaciones que hacen los entrenadores es que si se va adquirir nuevos zapatos deportivos hacer dicha compra al final del día ya que es cuando los pies están más grandes. También es recomendable asegurarse que quede media pulgada de espacio entre la punta del dedo gordo y la punta del zapato y que ni se deslice o resbale el pie dentro del zapato. Estos además, deben ser cómodos, sin el particular modo de expresar que hay que esperar un determinado tiempo para que se “ablande”. El record para los que hacen ejercicio durante una alta regularidad es conseguir zapatos deportivos cada 3 o 6 meses. Esto debido que los zapatos que se usan con constancia pierden lo que se llama capacidad de amortiguar el peso del cuerpo durante la exigencia física y pueden ocasionar alguna lesión en tobillos y rodillas.

Ahora bien, en cuanto a una buena dieta cuando realizas una actividad física y estás en los 40 es recomendable tener en cuenta lo siguiente para lograr tener los objetivos esperados como por ejemplo, ingerir suficiente fibra, es decir, consumir más vegetales, semillas, legumbres, frutas y cereales integrales ya que van ayudar a prevenir enfermedades degenerativas y evita el estreñimiento que es propio cuando se reduce el ritmo metabólico del cuerpo. Beber bastante agua así no se tenga sed en el momento, el cuerpo siempre necesita una correcta hidratación para estar en forma y sobretodo mantener el metabolismo adecuado. El consumo de proteína en especial el pescado ya que además ayuda a ganar músculo si es lo que se busca en los objetivos de la dinámica de los ejercicios. Incluir en la dieta antioxidantes es bastante benéfico, la idea es consumir a diario en la alimentación, utilizando una dieta colorida y variada, para contrarrestar todo el estrés que puede causar el entrenamiento y los otros factores como también mantener la vitalidad en la piel, reducir efectos con el paso del tiempo y evitar las arrugas. No olvidar incluir calcio a diario ya que ayuda a compensar la pérdida que puede causar la edad, además que el calcio mantiene los dientes y huesos sanos. Se puede recurrir a los frutos secos, lácteos, las semillas y variedad de vegetales como las espinacas que son excelentes, el repollo, el brócoli, la acelga y las zanahorias. Y todas las frutas en especial las rojas y amarillas. Estos consejos van ayudar a conseguir estar en forma después de los 40, además de comenzar a trabajar la salud que es esencial e indudablemente ganarás en vitalidad y sentir más lozanía y dominio corporal y equilibrio en todas tus otras actividades. En definitiva los buenos hábitos y una rutina dinámica en los ejercicios van a quitar muchos años de encima y no olvidar que nunca será tarde para empezar a lograr tener en forma tu cuerpo y por ende el espíritu y mente.

La dieta especial se puede apoyar también en el entrenador ya que él ha recibido preparación y puede sugerirte algún tipo de menú que permita ayudar a la exigencia física.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir