El hombre siempre necesita sentirse útil y productivo. Cuando empieza a acercarse a los 50 años de vida, puede ser el mejor momento para tomar la decisión de emprender, de buscar continuar siendo productivo y útil, en algo que lo llene plenamente.

Algo que te puede ayudar a verte en el trabajo que deseas, es mantener tu mente abierta a las nuevas posibilidades. Dale una revisada a las actividades que realizas o las que te gustaría realizar y piensa en Tí como un producto a reciclar. Recuerda que “Renovarse o morir”, aunque tengas muchos años haciendo lo mismo, siempre es posible mejorar lo que haces o actualizar el proceso.

Una vez que haz revisado la lista de las cosas que se pueden mejorar o si ya encontraste un área en la que te gustaría desarrollarte. Ahora compáralas contigo.

¿Qué puedes hacer? ¿Para que eres hábil? ¿te gustaría pasar el resto de tu vida haciendo eso?

Conforme vas respondiendo estas preguntas, ve checando que si sabes hacer y que no. Por decir, tienes una variedad de habilidades importantes, pero no sabes utilizar la computadora, bueno, busca clases de computación, de los programas que quieras aprender, agendalas y empieza a capacitarte. Recuerda que estas emprendiendo tu negocio y que necesitas conocer para poder solicitar adecuadamente que te hagan ciertos trabajos.

Verifica la prensa escrita, checa algunos programas de radio, consulta el internet, ya sea para buscar un nuevo trabajo o para ver que es lo que las empresas están solicitando, ver las competencias que piden, porque a lo mejor, tu puedes dar cursos de capacitación de las habilidades que las empresas están solicitando. Podrías ofrecer tus servicios como capacitador profesional independiente.

También puedes acudir a las cámaras o asociaciones que haya en tu ciudad, en las cuales se brindan apoyos para iniciar negocios, se otorgan prestamos para personas que desean empezar su propio negocio y algunas de ellas también brindan de forma gratuita capacitación de cómo iniciar un negocio desde cero. Te dan los pasos a seguir, el abc de cómo desarrollar una idea y hacerla realidad sin que te pierdas en el proceso.

Te gusta la tecnología y ya sabes utilizarla, hazla tu aliada! ¿tienes facebook? ¿twitter?¿linkedin? O ¿perteneces a alguna red social?. Una de dos, si no sabes nada sobre esta nueva forma de comunicación, empieza a informarte de ellas y crea tus cuentas propias y acostúmbrate a su uso. La otra opción es que ya sepas sobre ellas o las hayas usado, entonces ofrece tus servicios a las empresas para mantener al día sus páginas. O crea la tuya propia donde manejes información, servicios, vendas los anuncios como fuente de ingreso y que todo esté relacionada a personas de tu edad, crea videochats, genera reuniones virtuales … se creativo ¡!.

Recuerda que cualquier detalle puede marcar la diferencia entre una idea y otra, cualquier variación puede ser un sello distintivo de tu negocio. Mantén siempre tu mente positiva, cuida los detalles, actualizate y lleva a la acción tus ideas. De seguro encontrarás un área en la cual te sientes fuerte, capacitado y seguro como para desarrollar tu propio negocio y seguirte desarrollando junto con él.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir