Cuando se llegan a ciertas edades  como 40, 50 o 60 años, no significa que desaparezca esa belleza que ha acompañado en el trayecto de la vida, ni que se pierda esa gracia sutil del coqueteo o la conquista. Es un proceso natural que todos en algún momento también van a experimentar. Y  es que por ejemplo, celebridades del orden de las estrellas de cine como Sofía Loren, Raquel Welch, Demi Moore o cantantes famosas como Madonna, Cher, Gloria Estefan quienes ya han pasado la línea de los 40 y que en algunas de ellas llegan a los 60 o más conservan ese encanto que en su época fueron admiradas y seducidas por la belleza.

 

Sin embargo, ellas son mujeres que necesariamente deben cuidar su glamour, apariencia debido que su imagen es el pasaporte de entrada al éxito. Mientras las mujeres promedio, por llamarlo de alguna manera, muchas veces por sus trabajos, familias a quien dedicarle gran parte de su tiempo no pueden estar horas en el Spa o en el salón de belleza solicitando la asesoría de su piel, uñas y pelo. De igual manera, las celebridades, actrices, cantantes, modelos están a la orden del día para cualquier tipo de cirugía que requieran para seguir siendo aclamadas y “apetecidas” para el celuloide. Ellas o ellos aceptan las famosas cirugías plásticas sin ningún temor por costos o riesgos. Mientras que para las “mujeres promedio” prevalece todavía el miedo por anestesias, o tiempo de recuperación o la imaginación de que cambien demasiado que no siquiera puedan reconocerse. Algunas afirman: “¿un ojo caído?” “¿la boca torcida?” o que el estiramiento de piel solo dure unos cuantos meses y luego regresen a su estado normal y mucho más desgastada la piel, son algunas de las expresiones de aquellas que no pertenecen al mágico mundo del cine o la moda.

Y es que definitivamente son muchos los dólares que se necesitan para invertir tanto en la cirugía, como en el entrenador personal, los tratamientos posteriores como inyecciones de colágeno, los rayos láser, los masajes, las cremas, mascarillas etc.

Y es muy verídico que enfrentar el paso del tiempo para las celebridades es un reto alto para sostener la apariencia y proyectar una imagen de belleza y porque no, de juventud. Y aquí cabe una clave certera como es el maquillaje, en casos de estas edades de 40, 50 o 60 años es bastante sencillo y modesto utilizar éste tipo de maquillaje, no se trata de enmascarar el rostro o colocar las caretas de bases pesadísimas o demasiada sombra de mil colores.

Estas mujeres del celuloide que con cada aparición en la pantalla muestran un rostro reluciente son porque definitivamente cuidan específicamente los ojos, cuello, labios y manos que son las primeras partes del rostro que envejece. Dentro de esa serie de recomendaciones que ellas algunas veces comparten, está algo tan esencial como  remover el maquillaje en la noche, una alimentación sana, beber agua y por supuesto no dar tirones a la piel y mucho menos alrededor de los ojos. La hidratación igualmente responde al cuidado diario para la piel del rostro.

 

 

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir