En el mercado existen millones de productos de belleza para mantener tu piel hermosa e hidratada, y aunque muchas cremas y lociones prometen renovación y una apariencia joven para tu piel esto no siempre es cierto; la verdad es que mantener una piel radiante y saludable a través de los años requiere constancia y buenos hábitos. Sí es verdad que utilizar cremas humectantes ayuda a mantener la piel joven y saludable, pero también la alimentación juega un papel crucial en la apariencia y vitalidad de la piel; lo que comes se refleja en tu cuerpo, y el estilo de vida es el factor fundamental para disfrutar del pasar de los años sin ver tu piel marchitarse.

Una buena alimentación es una variable que cambia vidas, desde la prevención de miles de enfermedades, hasta el aumento de la calidad de vida y el bienestar personal, los alimentos juegan un rol esencial en tu vida. Trata a tu cuerpo como un templo, y éste te recompensará con longevidad y energía. No es diferente para la piel, consume alimentos que nutran tu cuerpo y revitalicen tu piel, y podrás disfrutar de una tez juvenil durante muchos años. Con respecto a esto, en líneas generales debes considerar incrementar el consumo de alimentos ricos en vitamina A, C y E -y todos los antioxidantes que parecen combatir el estrés oxidativo y por ende, diezmar el envejecimiento-, así como ingredientes ricos en ácidos grasos omega 3. Te invito a conocer más a fondo qué alimentos son los mejores para nutrir tu piel y por qué.

Té verde

Los antioxidantes que se encuentran en el té verde, los polifenoles y flavonoides como las catequinas, un compuesto abundante en las hojas de este té, estimulan el flujo sanguíneo, irrigando la piel constantemente propiciando la oxigenación y renovación de células cutáneas. Estos antioxidantes también son efectivos combatiendo los daños ocasionados por la exposición prolongada a los rayos UV. Investigaciones afirman que el consumo regular de té verde ayuda a mantener una complexión elástica y suave en tu piel. También la aplicación de compresas de té frías son efectivas para relajar y desinflamar la piel, siendo idóneas para aplicarlas en los ojos como tratamiento natural para párpados hinchados.

Almendras

Tanto la leche de almendra hecha en casa como las almendras enteras son recomendadas para la salud de la piel, no es en vano que muchísimas cremas utilicen extractos de almendras. Gracias a su alto contenido en ácidos grasos omega-3, vitamina E, biotina, cobre, y algunas proteínas, las almendras comprenden una alimentación inteligente para tu piel y todo tu cuerpo. Son comúnmente utilizadas por sus propiedades hidratantes y suavizantes para la piel.

Fresas

Además de ser deliciosas, las fresas tienen alto contenido de vitamina C, componente que investigaciones respaldan está relacionado con menor índice de arrugas y marcas causadas por el envejecimiento. La vitamina C impide la ruptura del colágeno y combate los daños causados por los radicales libres, de esta manera contribuye a enlentecer la aparición de señales de vejez en la piel.

Cacao

El cacao es uno de los alimentos con mayor cantidad de antioxidantes, es la forma más pura del chocolate y su consumo en bajas cantidades brinda numerosos beneficios para la salud. Para comprender qué propiedades aportan los antioxidantes, se debe entender principalmente que el envejecimiento se origina por la oxidación de las células del cuerpo, estos antioxidantes lo que hacen es aportar mayor oxigenación evitando ese proceso oxidativo natural que supone envejecer; teniendo esto en cuenta el cacao, en su estado más natural, es un ingrediente increíblemente potente, capaz de revitalizar la piel y aportar energía al cuerpo.

Kiwi

Esta deliciosa fruta es capaz de aportar la cantidad necesaria de vitamina C que tu cuerpo necesita diariamente, con sólo comerte un kiwi diario aseguras la sintetización del colágeno, lo cual proporciona firmeza y elasticidad a la piel.

Zanahoria

Popularmente conocidas por aportar propiedades beneficiosas para la visión, también brindan bondades para la piel; los compuestos fito-químicos de las zanahorias, llamados carotenoides, son utilizados por el cuerpo para producir vitamina A; altos niveles de esta vitamina se relacionan con una condición saludable de la piel.

Calabaza

Los beta-carotenos que se encuentran en las calabazas son los responsables de su coloración naranja, y también son utilizados por el cuerpo para sintetizar vitamina A, proceso esencial que promueve el crecimiento epidérmico y la renovación de las células cutáneas.

Aceite de Oliva

Otro ingrediente que cuenta con propiedades anti-oxidantes y anti-inflamatorias, cualidades que puedes disfrutar al consumirlo o aplicarlo en tu piel, ya sea en mascarillas o masajes, el aceite de oliva funciona como un ungüento hidratante y suavizante que nutre profundamente a la piel, recomendado sobre todo para personas que sufren de piel seca y eczema.

Tomates

Lo que le da el característico color rojo al tomate es su componente licopeno, un potente antioxidante que proporciona propiedades protectoras para la piel, ayudando de forma natural a evitar los daños ocasionados por la exposición a rayos UV. Este compuesto se incrementa cuando el tomate es cocido, de manera que comerlos asados, deshidratados, al horno, o en salsa, son las mejores formas de aprovechar los beneficios que brindan los tomates.

Aguacates

Este delicioso ingrediente es rico en ácidos grasos omega-3, una fuente beneficiosa de grasas saludables, los aguacates no sólo ayudan a bajar el colesterol y promover la salud del corazón, estudios recientes afirman que los ácidos grasos encontrados en los aguacates protegen contra quemaduras de sol. Tanto ingeridos como ungüento o mascarillas, aportan nutrientes y beneficios para la salud de la piel.

Otros alimentos que debes incluir en tu dieta diaria para promover la salud de tu piel y evitar la aparición de señales de envejecimiento son las sardinas, el salmón, la linaza, semillas de girasol, arándanos y diversas bayas, pomelo, naranjas, mandarinas, manzanas, col rizada, espinaca, mangos, nueces, avellanas, y en general comidas naturales y completas.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir