manos rejuvenecidas y hermosas

La piel, siendo el órgano que recubre todo el cuerpo del ser humano, requiere un cuidado extenso y constante para conservar su belleza y elasticidad. El caso de las manos es de particular importancia, pues son las extremidades más utilizadas, y el trabajo manual, la edad, los vestigios de la intemperie, y principalmente el sol, pueden maltratar la apariencia y salud de la piel en esta zona en particular. Las exposiciones prolongadas a los rayos ultravioletas no sólo deterioran la apariencia de la piel, incluso puede generar mutaciones cancerosas en personas con pieles muy sensibles; las manos no están exentas a este peligro, de aquí la importancia de utilizar protector solar.

Aunque es importante recibir luz solar, por ser la mejor fuente de vitamina D, sin embargo, si tienes piel muy sensible es recomendable evitar las horas más fuertes de sol (de once de la mañana a tres de la tarde). Si tu trabajo involucra la exposición al sol durante estas horas, lo mejor que puedes realizar es utilizar guantes que cubran la piel de tus manos, de lo contrario envejecerán más temprano y aparecerán manchas. Por otro lado, la hidratación del cuerpo y la piel juega un rol primordial para la conservación y belleza de la piel; tanto el consumo de líquidos hidratantes como el uso de cremas que nutran la piel de tus manos, serán pasos esenciales para evitar un envejecimiento temprano en tus manos.

En cuanto a los ingredientes, es altamente recomendable el uso de aloe vera, avena, miel, aceite de oliva, rosa mosqueta, leche y almendras, como humectantes, hidratantes, y mascarillas nutritivas para prevenir el daño en la piel de las manos, tanto como para rejuvenecer manos envejecidas o maltratadas por el sol. Los cosméticos y la cirugía estética ofrecen gran cantidad de tratamientos, pero estos resultan bastante costosos y mucho más invasivos; otra opción mucho más viable e inofensiva es la aplicación de mascarillas de productos naturales, que ofrecen muy buenos resultados sin la necesidad de invertir tanto dinero. A continuación, presentamos distintas recetas para que puedas disfrutar de un spa de recuperación y rejuvenecimiento para la tez de tus manos.

Para comenzar, aplicaremos un exfoliante natural que limpie la piel de todas las impurezas, arrancando la piel muerta, al mismo tiempo que proveyendo agentes humectantes a las manos. Ingredientes caseros fáciles de encontrar en casa como azúcar granulada, piel y avena en hojuelas, son ideales para llevar a cabo esta función. Sólo debes mezclar una proporción similar de cada ingrediente y aplicarlo en tus manos antes de bañarte, da suaves masajes en movimientos circulares tanto en las palmas como en el envés de las manos, deja actuar por unos tres o cinco minutos y luego enjuaga con agua ligeramente tibia. Esto aportará suavidad y tersura a tus manos.

Como paso adicional, es aconsejable realizar un enjuague con agua tibia y bicarbonato de sodio, dejando remojar un rato las manos en la solución, este enjuague actúa como un limpiador profundo, pero también se encarga de suavizar la dermis y prepararla para la absorción de nutrientes.

Seguidamente, se procede a aplicar la mascarilla humectante, para esto se pueden utilizar diversos productos e ingredientes que aportan diferentes propiedades, todas esenciales para el rejuvenecimiento de la piel. El aceite de oliva es un potente rejuvenecedor, aporta aceites esenciales que nutren la piel de las manos, devolviéndole la apariencia joven y firme; el aceite esencial de rosa mosqueta ayuda a aclarar las manchas en las manos provocadas tanto por la vejez como por la exposición al sol; la leche en polvo también aporta una intensa hidratación y ayuda a despejar la piel de manchas, puede ser utilizada con miel, limón y aceite esencial de almendras para crear una mascarilla que combate el envejecimiento, brindando una limpieza completa, humectación, aclaramiento de la piel, y elasticidad.

El yogurt también aporta beneficios maravillosos para la piel, es un limpiador natural que remueve bacterias y establece un pH balanceado y favorable para la salud de la piel, puedes mezclarlo con cúrcuma, avena y miel para potenciar sus propiedades. Mascarillas de aguacate y huevo tiene grandiosos poderes rejuvenecedores, aportan aceites esenciales omega 3 y proteínas indispensables para la renovación de las células dérmicas. Para la aplicación eficiente de estas mascarillas resulta útil tener unos guantes de algodón para sumergir las manos llenas en el ungüento y dejarlas reposar unos 15 a 20 minutos, o durante la noche. Estas mascarillas y cuidados especiales pueden ser realizados dos o tres veces por semana.

También el uso de frutas como banana, mango, piña, o naranja, aportan vitaminas necesarias para la salud de la piel, las utilizas haciendo un puré con la fruta, agregando aceite de coco o almendras para darle una textura más suave; la pulpa de la piña proporciona vitamina C, que ayuda a mantener un tono firme en la piel; en cuanto a la banana, su alto contenido en vitamina A, B y E la hace ideal para combatir arrugas y envejecimiento en la piel. La naranja y limones ayudan a aclarar las manchas de la piel, aportar vitamina C, al igual que una limpieza profunda.

Cotidianamente es importante utilizar cremas humectantes para evitar la resequedad y restaurar la piel de los daños de la intemperie; preferiblemente cremas con ingredientes naturales como aloe vera, avena, miel, almendras, rosa mosqueta, ayudan a conservar la elasticidad e hidratación de las manos a través del día. Asimismo, es recomendable optar por cremas con cierta cantidad de protección solar, para así resguardar las manos del daño de los rayos ultravioletas.

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir