Las mascarillas para el rostro son muy buen elemento para mantener a nuestra piel bien hidratada. Las mascarillas con frutas son muy recomendables debido a su alto contenido en agua, vitaminas, calmantes y descongestionantes para la piel.

Antes de que prepares una de estas mascarillas debes saber que las vitaminas que contienen la fruta, son muy sensibles y rápidas en su descomposición, por eso te sugerimos que en su preparación no utilices utensilios de metal, evítalos lo más que puedas.

Durazno: Esta mascarilla es rica en vitamina A y ayuda a refinar el poro de la piel.

Fresa: Esta fruta es rica en agua, calcio, fierro y ácidos grasos. Una mascarilla de fresa es buena para hidratar, tonificar y suavizar la piel. Se recomienda su uso para pieles normales o grasas. Si tu piel es muy sensible, utiliza la fresa mezclada con yogurt o leche, esto ayuda a evitar cualquier reacción alérgica.

Limón: El limón tiene muchas ventajas para la piel, es rico en vitamina C, tiene una acción antiséptica y aclaradora. Es excelente para pieles grasas y sobre manchas. Recuerda que el limón se tiene que diluir en agua y evita el contacto de la piel con el sol durante su aplicación y un tiempo después de que te haz lavado el rostro.

Manzana: Aquí encontramos la pectima, sustancia que suaviza la piel y es un poco astringente. La manzana tiene muchas vitaminas, sales minerales, potasio y sodio que son benéficos para la regeneración de las células del rostro. La mascarilla de manzana es muy recomendable para todo tipo de piel, porque ayuda a reafirmarla y tonificarla. Una variante para esta mascarilla es cocer la manzana con un poco de leche, lo que le dará al cutis un efecto suavizante.

Naranja: Esta fruta contiene varios elementos embellecedores. La naranja tiene una excelente acción suavizadora, es una fruta más dulce y menos ácida. Rica en vitaminas A y C, también contiene sales minerales, especialmente calcio y potasio. Este tipo de mascarilla es buena para el cutis graso o normal, que tiene mas bien a ser opaco.

Papaya: Esta fruta ha sido utilizada por siglos como embellecedora ya que contiene una enzima proteico-digestiva, que ayuda muchísimo a desintoxicar los puntitos negros y ayuda a la piel con falta de tono.

Pera: La pera se tiene que utilizar madura, cuando su contenido de agua es mayor, llegando hasta un 85%, lo que la vuelve un excelente hidratante y refrescante. Contiene vitamina A y fósforo. Es ideal para cutis normales o cutis a los que les falta tono.

Piña: Ayuda a aclarar la piel y neutraliza los ácidos grasos de la piel del rostro.

Toronja: Es un astringente moderado, bueno para pieles grasas, debido a que neutraliza los ácidos grasos de la piel del cutis. La toronja la puedes utilizar sola o combinar con clara de huevo batida, tendrás un resultado excelente.

Uva: Contiene muchas vitaminas, en particular vitamina B, sales minerales, potasio y calcio. Es buena para hidratar, desintoxicar y nutrir la piel. Es muy recomendable para eliminar las pequeñas arruguitas que están empezando a salir y para una piel muy sensible.

Con todas estas ideas, de seguro tendrás muchas opciones para tu cutis. De seguro que una vez que empieces a aplicarte estas mascarillas, ya no las querrás soltar. Son naturales, económicas y 100% efectivas.

Conoce los beneficios de las mascarillas naturales-01

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir