La parte más sensible del cuerpo a las señales del envejecimiento son las manos, algunos dicen que son las más visibles y únicas partes, tanto más que la del cutis. Debido a que la parte de la piel de las manos es mucho más delgada que la del rostro.

Esto se debe en una primera fase al proceso normal de envejecimiento pero igual a la exposición del sol el cual tiene un impacto notable en ellas. Además, por la poca grasa en el dorso de las manos, así que esta elastina con el paso del tiempo empieza a descomponerse.

Existen cremas que en la actualidad puede ser utilizada por mujeres alrededor de los 40 años preferiblemente todas las noches que van a promover la formación de nuevo colágeno.

Así, algunas de estas cremas que contienen factores de crecimiento y las cuales han reportado que un 83% de las mujeres en estas edades han encontrado una gran mejoría en las arrugas de sus manos, tenemos: Nia 24, Pevonia Multi-Active Hand Cream y Orly Purifying Soak. Lo importante es utilizar bastante crema hidratantes simples para las manos.

Una de las claves y recomendaciones importantes es la protección del sol, en esto coinciden varios médicos para lograr mantener las manos jóvenes, evitar entonces el sol directo. La segunda opción para tener en cuenta es cubrir las manos con un excelente protector solar varias veces en el día. No olvidar que entre los mejores productos para tal efecto son los que contienen Mexoryl SX y Helioplex son desarrollados con una avanzada tecnología donde la protección es más duradera contra los dañinos rayos UVA y UVB los cuales son los responsables de las arrugas y las manchas marrones.

Entre los remedios caseros más utilizados para prevenir un envejecimiento prematuro de las manos a partir de los cuarenta años y ayudar a mantener una piel tersa es hidratar las manos después de lavarlas, es importante aplicar loción u otro tipo de crema hidratante para las manos después de lavarlas, no se olvide que es la falta de humedad la que puede dejar una manos agrietadas y secas. Igualmente la apariencia de las uñas. Es importante no utilizar jabones comerciales debido que estos secaran las manos después de lavarlas.

Un remedio casero y que permite suavizar las manos es la leche tibia, se introducen las manos en un tazón de leche tibia al menos durante unos treinta minutos para que tanto el calcio como los otros componentes de la leche ayuden a mantenerlas saludables. Las fresas por ejemplo, ofrecen la potencia del ácido natural de la fruta y van ayudar a exfoliar y rejuvenecer las manos. La idea es mezclar al menos unas diez fresas con una cucharadita de aceite de oliva y una pizca de sal marina todo en la licuadora durante dos minutos, y posteriormente hacer un masaje en las manos durante unos diez minutos y enjuagar. Utilizar los guantes para proteger de los diversos detergentes y químicos que estos contienen y que prácticamente deterioran indudablemente el colágeno de la piel de las manos. Se puede utilizar el té de salvia aunque en algunos casos puede producir en las personas problemas con el sudor.

Frotar las manos con aceite de oliva es importante para mantenerlas hidratadas funciona muy bien después de lavarlas. De igual manera para tratar las manchas que llegan con la edad es mezclar cuatro cucharadas de avena molida, dos de yogur natural y otras dos de jugo de limón fresco en un tazón pequeño. Se deja reposar por unos minutos y después con las manos limpiar la aplica sobre la parte superior de las manos dejando que actúe durante unos treinta minutos. Es una mezcla que va a hidratar muy bien la piel delas manos.

handy-hand-creams

Déjanos tu comentario

comentarios

Compartir